viernes, diciembre 25, 2009

EL CONJURO



Te prohibo olvidarme
te encadeno al sabor de mi piel
cuando es tu máximo deseo
cuando tus sentidos exaltados
tus emociones colapsadas
no te permiten ver
mas allà de mi...


Te prohibo seguir
si no es en mis dominios
que tus pasos se detengan
al borde del abismo
allí donde anida el olvido
y no logres avanzar
sin la sombra de mi recuerdo


Que tu mente no logre imaginar
un protagonismo
que no sea en mi destino
Que el mismo sendero que recorro
se despiegue para tus pasos
Que el caudal de tus pasiones
se alimenten de las mias


Ahogate desmedido
en el tumultuoso mar
de mi sangre que es tuya
de tu sangre que es mìa
Me perteneces...te pertenezco
que se llaguen tus manos
si acaricias otra piel
Tu vida serà mi vida
mis deseos serán tus deseos
tus besos todos mìos
tu aliento el aire que respiro


Desde el poder de las palabras
que se me ha otorgado
te prohibo olvidarme...
se que aún no lo has logrado
tampoco lo has intentado
pero lanzo este conjuro
construido con gotas de anhelos
de lazos indestructibles
a los cuatro vientos...


Allì donde el horizonte
se funde con el mar
donde la tierra se abre
dejando ver sus entrañas de fuego
que laten inquietas
como el corazón bajo tu pecho


Lanzo con fuertes convicciones
este ardiente conjuro
para que resguarde nuestro amor
por sobre todas las cosas existentes
y se haga eterno e inconmensurable
Por siempre...amor...
que asi sea por siempre
esta unión verdadera
lo merezcamos o no...

XIMENA

1 comentario:

Alejandro Ramírez Romero dijo...

Tremendo conjuro amoroso que triunfa sobre las tinieblas. Tu poema es una poderosa elegía destinada a perdurar en el tiempo. Saludos